900 11 21 21

L-J 9:00 - 19:00
V 9:00 - 15:00

El director de la FTFE nos habla sobre la Formación Profesional para el Empleo y los retos a los que se enfrenta el sistema productivo

Alfonso Luengo ve al alumno como núcleo y protagonista de la formación que debe convertirse en “alumno emprendedor"

Entrevista

¿Cuáles son los retos en materia de formación para el empleo a los que el tejido laboral español se va a enfrentar los próximos años?

La formación para el empleo desde su inicio ha tenido que adaptarse al ritmo que exigen las necesidades del tejido productivo, pasando de una situación de crecimiento económico y de la ocupación a un escenario de crisis y destrucción de empleo como el actual.

La clave para el futuro estará en la interconexión entre las políticas económicas, de empleo y de formación permanente que se apliquen, para poder afrontar los retos a los que nos enfrentamos. Como reto especial hemos de asumir que el alumno, o la persona individualmente considerada, sea el núcleo y protagonista de la formación, pasando a convertirse en lo que podríamos denominar “alumno emprendedor” capaz de conseguir los mejores resultados y compartirlos, dirigiendo sus propias competencias hacia las oportunidades que el contexto económico le brinda en cada momento.

La compleja situación por la que atraviesa nuestro país en estos momentos no nos permite identificar con exactitud los sectores con mejores perspectivas de empleo, pero lo que sí podemos decir, por los datos que señalan los expertos, es que hay algunos sectores que están resistiendo mejor las dificultades que otros, como es el caso de los servicios sociales y de la educación, los que tienen que ver con la información y las comunicaciones y la hostelería, incluso algunos han podido crecer, como es el caso del sector de suministro de agua o gestión de residuos, por ejemplo. La Unión Europea en su plan de recuperación de empleo apuesta por el sector de las tecnologías limpias, las prestaciones sanitarias y sociales y sociedad de la información como sectores que han logrado mantenerse, pese a la situación de crisis económica global. Es hacia esos ámbitos dónde tenemos que mirar para anticipar la formación permanente y ofrecer una respuesta clara y eficaz.

¿Qué puede ofrecer la Fundación Tripartita en la situación actual, en lo que se refiere a estimular el mercado laboral?

Como institución, la Fundación Tripartita es hoy un referente nacional e internacional en materia de información y formación para el empleo de nuestro país. Es física y virtualmente una entidad de encuentros y de consensos en la que se conjugan fácilmente  elementos de discusión y diálogo con negociación colectiva y buenas prácticas.

Como entidad de gestión, cuenta con los recursos necesarios para responder a los desafíos que presenta el tejido productivo español y una red de organizaciones, entidades e instituciones que propician el intercambio entre sectores de actividad, dinamizan, promueven y orientan a las empresas y a los trabajadores en la tarea de desarrollo de la formación en su ámbito de interés, creando una línea que enriquece la cultura formativa a todos los niveles.

Como empresa empleadora cuenta con una plantilla joven y profesionalizada, con un bagaje importante en su haber que permite tanto una gestión adaptada y flexible como la participación en foros de debate y el intercambio entre instituciones de prestigio en materia de formación profesional.

En su labor de apoyo y difusión de la formación, promueve que las empresas participen activamente y recojan los beneficios de la formación y que los trabajadores estén mejor preparados, lo que les proporciona más oportunidades de empleo o de mantener sus puestos de trabajo, ser más competitivos y contar con más posibilidades de reciclarse y prepararse para nuevos empleos en caso de necesidad.

Teniendo en cuenta la situación laboral actual, ¿en qué cree que debe concentrar sus esfuerzos una entidad como la Fundación Tripartita?

Aunque se trata de una entidad de derecho público, principalmente orientada a la gestión de iniciativas de formación dirigidas a los trabajadores ocupados, su experiencia de los últimos años está sirviendo de cauce para actividades formativas orientadas a la inserción laboral de desempleados y al mantenimiento del empleo. Las recientes convocatorias de formación de oferta para trabajadores en la que participan también las personas desempleadas entre un 20 y un 40% de los participantes de cada plan de formación o el programa específico para la cualificación y mejora de la empleabilidad de los jóvenes desempleados menores de 30 años, dan cuenta de ello.

Los centros y entidades de formación, que a partir de ahora pueden ser solicitantes de ayudas a la formación, han conseguido multiplicar el volumen de expedientes a gestionar en las últimas convocatorias, superando por estos el 53 % de las solicitudes, lo que hace que la Fundación tenga que concentrar recursos y esfuerzos en el ámbito d la gestión para sacar cuanto antes las ayudas a la formación y los trabajadores puedan beneficiarse de ello. Aún así, en una situación como la actual, no está exenta de ajustes y condicionantes que hacen de su estratégica función un reto difícil de conseguir.

¿Cuáles son las novedades que se van a impulsar desde la Fundación Tripartita para el próximo año?

Desde la Fundación Tripartita se están impulsando ya las novedades de la reforma laboral, especialmente en aquellos aspectos que revisan o modifican la normativa en vigor en materia de formación para el empleo. Podría citar algunos ejemplos para ilustrar esta información:

  • En primer lugar, la posibilidad de que los centros y entidades de formación acreditados puedan ser beneficiarios de subvenciones destinadas a la formación de trabajadores ocupados. Esto implica que tanto los centros públicos como los privados podrán presentar planes de formación con acciones vinculadas a certificados de profesionalidad.
  • Otra novedad es la de determinar las acreditaciones y acciones formativas prioritarias, dirigidas a anticipar las necesidades de cualificación del nuevo modelo productivo y  las orientadas al desarrollo de los sectores innovadores.
  • Asimismo, en la reciente convocatoria de formación de oferta para trabajadores, quedan excluidas las acciones de formación con modalidad “a distancia”. Así, aquellas acciones dirigidas a la obtención de certificados de profesionalidad podrán impartirse solamente en modalidad presencial y el resto de acciones en modalidad presencial, teleformación o mixta.
  • Por otra parte, en la formación de oferta dirigida prioritariamente a personas ocupadas, pueden participar los desempleados hasta un máximo del 40% y cómo mínimo del 30% para aquellos planes de formación compuestos por acciones vinculadas a la obtención de certificados de profesionalidad. Para el resto de los planes deberán participar desempleados en un mínimo del 20%.

 

¿Qué grado de penetración tienen actualmente los certificados de profesionalidad dentro de la oferta formativa de la Fundación Tripartita. Qué papel considera que pueden desempeñar en la dinamización del mercado laboral?

Los datos de solicitudes presentadas en la Convocatoria de formación de oferta recientemente publicada y dirigida a trabajadores, arrojan una proyección interesante en este sentido. De los 813 planes presentados el 55% se refieren a certificados de profesionalidad y el 45% al resto de planes. Si este porcentaje se mantiene en la aprobación y en la ejecución posteriores, estaríamos hablando de un gran vuelco a favor de la formación certificable. Esto es posible por la exigencia de que los centros y entidades de formación han de presentar acciones dirigidas a la obtención de certificados de profesionalidad.

¿Cuáles son las características típicas de las personas y empresas que acceden a la formación de la Fundación? ¿Se puede llegar más lejos?

El participante tipo que mayoritariamente se forma a través del sistema de formación para el empleo reúne las siguientes características: si comenzamos por el género, hoy por hoy la participación es mayor entre la población masculina ya que el  58,1% de los participantes son hombres y el 41,9% mujeres. Si lo medimos en tiempo dedicado a la formación la cosa cambia, ya que el número medio de horas dedicadas a formación entre los hombres es de 28,8,  algo menor a la media del conjunto de participantes (30,7), mientras que  la media de horas entre las mujeres es algo superior al conjunto y muy superior a  la media masculina (33,2 horas dedicadas a la formación).

Si atendemos a la edad del participante, dos de cada tres formados en 2011 tienen entre 26 y 45 años.  Los jóvenes (menores de 25 años) junto con los mayores de 55 años son los que participan en menor medida.

La categoría laboral de los formados es mayoritariamente la de trabajadores cualificados (41,9%), le sigue los de baja cualificación (20,3%).
La actividad formativa tiene muy diferente presencia en los grandes sectores económicos, si bien, la distribución sectorial de la formación es un reflejo de nuestro tejido productivo, Comercio, Hostelería y Agricultura presentan un porcentaje menor de formados que su participación en el mercado laboral. En cambio, el sector otros servicios (educación, sanidad, financiero, etc.) y el sector industrial son los que registran un mayor número de formados, incluso por encima de su penetración en el mercado de trabajo.

En cuanto a las empresas, sin contar las grandes que participan al 100%, son las empresas pequeñas y medianas, con casi 60% las que han alcanzado un índice de cobertura importante, mientras que las más pequeñas de menos de 10 empleados han experimentado un crecimiento de más de 4 puntos por encima del año anterior.

Pero  todavía se puede hacer más, ya que las pymes no han alcanzado su techo de participación y es necesario promover su acceso al sistema de una u otra manera. Desde la Fundación, haremos todo lo posible por dinamizar a estas empresas y  sus empleados y a los diferentes sectores de actividad para alcanzar una mayor tasa de participación cada año.

¿Cuál cree que es el papel de las TIC en materia de formación para el empleo?

Aunque cada vez son más los trabajadores que utilizan la teleformación como modalidad de formación, principalmente los que se benefician de la iniciativa “de oferta” (50% de los participantes totales), en mi opinión el avance es muy lento y refleja la brecha existente en nuestro país no solo entre las empresas de diferente tamaño, sino también entre generaciones de trabajadores. En la última convocatoria de formación de oferta, se ha regulado más extensamente esta modalidad, con el fin de conseguir una mayor calidad de las acciones formativas y mayor flexibilidad para los trabajadores.  Esta modalidad de formación amplía las opciones de acceso a las acciones formativas y mejora la compatibilidad entre formación y trabajo, además de la conciliación familiar y laboral. Por otro lado, es necesario resaltar la relación coste-beneficio que tiene esta modalidad, ya que con un menor coste se puede llegar a un mayor número de personas.

Aún así, no creo que las tecnologías sean la panacea frente a la modalidad presencial que sigue siendo la preferida por las empresas y los trabajadores de nuestro país. Y es que es inevitable que la relación personal y la sinergia que produce el grupo que se forma sean fácilmente sustituibles por una herramienta tecnológica.
 

Suscríbete gratis a nuestros boletines de noticias.

=

CLÁUSULA DE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN LABORAL DE LA CONSTRUCCIÓN.
  • Finalidad del tratamiento: mantener al usuario informado sobre la actualidad de la FUNDACIÓN LABORAL DE LA CONSTRUCCIÓN y del sector de la construcción.
  • Legitimación: consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: Sus datos no van a ser cedidos a terceros, salvo que exista una obligación legal. Sólo podrán ser tratados por colaboradores de la FUNDACIÓN LABORAL DE LA CONSTRUCCIÓN para la gestión de sus sitios web.
  • Derechos de los usuarios: ejercicio gratuito de derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de los datos tal y como se describe en la información adicional. Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en el siguiente enlace.

He leído y acepto la cláusula de protección de datos del Boletín

Para no volver a recibir el boletín puedes darte de baja AQUÍ