900 11 21 21

L-J 9:00 - 19:00
V 9:00 - 15:00

La “Ruta virtual Construye 2020+” llega a Galicia con un debate sobre las ventajas de la construcción sostenible en la comunidad autónoma

La madera, como material ‘verde’ y sostenible, cumple las exigencias del código técnico, ofrece seguridad estructural en todos los sentidos, es accesible y aislante, contribuye al ahorro energético y protege contra el ruido. Además, es un material renovable, que absorbe el C02 y no consume apenas energía en su uso en obra

 

Albistea Galicia
Fuente - Fundación Laboral de la Construcción

La “Ruta virtual Construye 2020+” tuvo su parada el viernes pasado en Galicia con la celebración del webinar “Los retos de la construcción sostenible en Galicia”, en el que participaron, en un interesante debate moderado por Antonio García López, responsable de Operaciones de la Fundación Laboral de Galicia: Ángel Panero Pardo, Consorcio da Cidade de Santiago; Purificación Castro Iglesias, gerente de Brétema SL, Construcción Ecoeficiente Bioclimática; Gonzalo Alonso Núñez, de Ábalo Alonso Arquitectos; y Jorge Gómez Cereijo, de Gau Arquitectura e Urbanismo SLP.

Por parte de la Fundación Laboral intervino también Fernando García Novo, gerente de la Fundación Laboral de Galicia, que dio la bienvenida al evento virtual, seguido de Miguel de Gracia Mena, responsable de Proyectos Internacionales en la Fundación Laboral de la Construcción quien expuso los principales hitos del proyecto europeo Construye 2020+, perteneciente al programa Horizonte 2020, una iniciativa para que la transición del sector de la construcción hacia la sostenibilidad se produzca acompañada de trabajadores y trabajadoras formados y concienciados de la importancia que tiene su trabajo en el comportamiento energético del edificio.

La Ruta virtual Construye 2020+ es una campaña de sensibilización y difusión para apoyar la transición de la construcción hacia un sector más sostenible, que recorrerá interactivamente 16 comunidades autónomas de España, desde el 19 de octubre hasta el 14 de diciembre, con información y eventos específicos de cada región sobre eficiencia energética, energías renovables y edificios de consumo casi nulo.

Fernando García Novo, gerente de la Fundación Laboral de Galicia, abrió la jornada virtual destacando que “es fundamental que la vivienda, como uno de los vectores de mayor consumo de energía, se adecúe a las nuevas necesidades para generar menor impacto sobre el medioambiente”; y aclaró que el webinar se ha centrado, en este caso, “en lo que puede aportar a la construcción el sector de la madera para alcanzar este reto”. 

Miguel de Gracia Mena, responsable de Proyectos Internacionales en la Fundación Laboral de la Construcción, pasó a detallar los principales hitos del proyecto europeo Construye 2020+, perteneciente al programa Horizonte 2020 y explicó que los esfuerzos de esta iniciativa europea están orientados a la formación y promoción de las ventajas de la eficiencia energética, porque “una mejor ejecución de la obra conlleva un mayor ahorro”. El proyecto ofrece formación específica complementaria en temas de eficiencia energética a trabajadores y trabajadoras del sector. Vinculado a esta formación está el distintivo eco, para dar valor añadido a los conocimientos adquiridos. Además, indicó que la ruta pretende “acercar y conocer a nivel local qué es lo que se está haciendo en cada territorio, en este caso, en relación concreta con la madera”

Miguel de Gracia resaltó la importancia de este proyecto y de la Ruta Virtual Construye 2020+, teniendo en cuenta que se estima que, en Europa, en 2025, se necesitarán alrededor de un millón de nuevos trabajadores para satisfacer la demanda de edificios verdes y energéticamente eficientes. Además, recordó que “en la web se pueden consultar los cursos y ayudas disponibles en Galicia dentro de esta Ruta”.

Para sondear a los asistentes de la jornada, se propuso una encuesta in situ, sobre la inversión en rehabilitación energética, sobre el reto más importante del sector y sobre el grado de conocimiento de la cuota de bonificación que disponen las empresas para la formación de sus trabajadores/as. Respecto a la primera pregunta, el 61 % de la asistencia respondió de manera afirmativa, que apostaría por la inversión en construcción sostenible “si el porcentaje de ayuda compensa”. Para la segunda cuestión, el 58 % de las personas asistentes indicó que uno de los retos que tiene el sector por delante es “atraer a jóvenes y mujeres al sector”, superando a otros motivos como la “alineación de las políticas económicas y medioambientales”, con un 42% y ninguno de los asistentes optó por “alcanzar la digitalización del proceso constructivo”. Por último, el 56 % del público confirmó conocer la bonificación de las empresas para la formación de sus trabajadores/as.

La madera, material “verde” y sostenible

A continuación, en la mesa de debate, Jorge Gómez Cereijo, de Gau Arquitectura e Urbanismo SLP, explicó lo que, para los técnicos, implica este nuevo escenario de construcción sostenible: “Nos exige bastante actualización y para cumplir la normativa o incluso ir más allá, nos obliga a trabajar con una herramienta que es la simulación energética: cruzar los datos de un edificio con los datos climáticos de la localización para comprobar el comportamiento térmico del edificio y el confort. Cuando hablamos de arquitectura pasiva, se trata de cuantificar y llegar a los valores que nos exigen”.

Y se refirió al proyecto que han llevado a cabo de una vivienda certificada en Passivhausx, con paneles contralaminados de madera o CLT (Cross Laminated Timber) en A Baicela (Lugo).

Según este arquitecto, “la madera tiene una huella de carbono mucho menor que otros materiales, es aislante y funciona como soporte y estructura”.

Por su parte, Gonzalo Alonso Núñez, de Abalo Alonso Arquitectos, destacó que, aunque en su estudio llevan trabajando con madera en rehabilitación y obra nueva desde hace ocho años, en los últimos tiempos, vienen utilizando la madera de una forma estructural. A este respecto dijo: “Nuestro cambio crítico fue cuando conocimos el termolaminado de madera, descubriendo un elemento de gran competencia”. Proyectos como la Universidad de Vigo, una guardería o una de sus rehabilitaciones en Betanzos cuentan con este material como protagonista.

Para Alonso Núñez, otras propiedades muy interesantes de la madera que les trasladan sus clientes son “la atmósfera interior de estos edificios, su térmica, acústica, el propio olor de la madera o su textura”, como ha sido el edificio de la Universidad en O Berbés, aclaró el arquitecto. 

Para Purificación Castro Iglesias, gerente de Brétema SL, Construcción Ecoeficiente Bioclimática, el nombre mismo de su compañía, con la que arrancaron en 2010, es ya “una declaración de intenciones”: “Utilizamos madera porque es un material que ofrece todas las posibilidades. Cumple las exigencias del código técnico, ofrece seguridad estructural en todos los sentidos, es accesible y aislante, contribuye al ahorro energético y protege contra el ruido. Además, es un material renovable, que absorbe el C02 y no consume apenas energía en su uso en obra. Su duración es ilimitada y da calidez, confort y belleza”. Y añadió que “materiales ‘verdes’ y sostenibles, por desgracia, casi nada cumple como la madera”.

Por otro lado, señaló como hándicap que “la mayoría de las empresas del sector de la construcción con madera tenemos pequeño tamaño y poca capitalización” y lamentó que teniendo Galicia los recursos que posee, falta madera para la construcción: “Esto nos obliga a importar más del 95 % de la madera que usamos”. Y, por ello, reclamó la atención de la Administración en este sentido: “Necesitamos ir a una gestión sostenible y un modelo sostenido en el tiempo, y las administraciones tienen mucho que decir”.

Además, Purificación Castro demandó una clasificación de empresas especializadas en madera dentro del sector de la construcción y un encaje normativo para que pequeñas empresas como la suya puedan acceder a concursos y licitaciones, sin tener que ir de la mano de grandes empresas.

El papel de la Administración en un nuevo escenario 

Ángel Panero Pardo, del Consorcio da Cidade de Santiago, reconoció que la labor de la Administración en estos momentos es muy “limitada”. “Ahora que estamos en un cambio de paradigma que permite reformular el papel de todos, puede haber una oportunidad para tener éxito. Necesitamos especialización y conocimiento, lo que puede dejar al margen el intrusismo que ha habido en el sector años atrás de empresas y trabajadores poco cualificados”. 

Según Panero, ahora, en el Consorcio da Cidade de Santiago “ya no se adjudica solo por cuestiones económicas, sino desde otro punto de vista que pretende fomentar que las empresas que se incorporen a los proyectos traigan consigo conocimiento, especialización y formación”. Y para ello, aseguró: “Tenemos que vincularnos con la formación radicalmente, por la que el Consorcio lleva años apostando. Además, es importante que las personas que tengan esperanza en el conocimiento de un oficio y su desarrollo estén respaldadas sin ningún género de dudas”. 

Mostró su preocupación por “la necesidad de atraer talento de forma urgente”, y lamentó “el aumento de la precariedad en el empleo en las obras de construcción, que puede limitar el interés para que los jóvenes quieran acceder al sector”. Y haciendo autocrítica, dijo: “Desde la Administración no estamos haciendo lo suficiente para que el sector se transforme”.

En la misma línea crítica, Gonzalo Alonso reclamó “el alto nivel de exigencia y solvencia” que la Administración demanda en determinados proyectos, lo que supone “serias dificultades para determinadas empresas que, aun teniendo cualificación sobrada, no pueden acceder por cuestiones económicas”. “Creo que en la Administración en general, falta sensibilidad de la realidad de muchas obras y proyectos'', apuntó Alonso. 

¿Es la madera competitiva en costes? 

En este asunto, coincidió también Purificación Castro que se pronunció al respecto, al añadir: “Por el tema burocrático, trabajamos especialmente para particulares, ya que para empresas pequeñas como la nuestra es muy difícil acceder a determinados contratos públicos”. Por otro lado, explicó que, desde su empresa, no quieren que la madera se quede en “una moda”, ya que se trata de una oferta “muy competitiva” y, además, “es el momento de darle el impulso definitivo”.

En este sentido, Jorge Gómez defendió que “la Administración debería favorecer el uso de la madera en los contratos”. 

Purificación Castro  añadió que “si se busca una casa pasiva o una casa de consumo nulo en madera se apuesta por una construcción de gran calidad y con un ahorro en energía claro”. 

En opinión de Gonzalo Alonso, en cuanto al precio de este tipo de construcción aclaró que, en el caso concreto de su estudio, “no hay gran diferencia de costes”. “No podemos comparar metro cúbico de estructura de madera con metro cúbico de estructura de hormigón, sino que la comparación debe de ser en conjunto, incluyendo el ahorro energético que obtenemos”, aclaró Alonso.

“Galicia tiene unas condiciones inmejorables para ser una comunidad de referencia en este sector”, concluyó Purificación Castro, siguiendo el ejemplo de País Vasco que, según la experta, su situación con la madera es “de la mejor” de nuestro país, “y ha tenido un apoyo bestial del Gobierno vasco”. “Estamos ante una emergencia climática y hay que apostar por productos sostenibles”, sentenció.

Para concluir el webinar, Antonio García López, responsable de Operaciones de la Fundación Laboral de Galicia, puso sobre la mesa las tres grandes ideas expuestas en la misma: “No existe suficiente información sobre las posibilidades y beneficios de la construcción con madera, se requiere más apoyo por parte de las Administraciones públicas y falta de personal cualificado”. Para ello, defendió “la formación de calidad que ofrece la Fundación Laboral de la Construcción, a través de proyectos formativos que den solución a esta carencia de personal cualificado”.

 

Harpidetu dohainik gure astekarian .

=

CLÁUSULA DE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN LABORAL DE LA CONSTRUCCIÓN.
  • Finalidad del tratamiento: mantener al usuario informado sobre la actualidad de la FUNDACIÓN LABORAL DE LA CONSTRUCCIÓN y del sector de la construcción.
  • Legitimación: consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: Sus datos no van a ser cedidos a terceros, salvo que exista una obligación legal. Sólo podrán ser tratados por colaboradores de la FUNDACIÓN LABORAL DE LA CONSTRUCCIÓN para la gestión de sus sitios web.
  • Derechos de los usuarios: ejercicio gratuito de derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de los datos tal y como se describe en la información adicional. Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en el siguiente enlace.

irakurri dut eta onartzen dut datuen babesari buruzko klausula

Boletin hau berrio ez jasotzeko, HEMEN sakatu