Información importante sobre cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. OK | Más información

900 11 21 21

L-J 9:00 - 19:00
V 9:00 - 15:00

Seis de los once alumnos de un curso impartido por la Fundación Laboral en A Coruña encuentran trabajo en el sector durante la pandemia

Tras seis meses de formación, interrumpidos por el Covid-19, más de la mitad de los alumnos del 'Certificado de Profesionalidad de 'Operaciones Auxiliares de Revestimientos Continuos en Construcción’ se han incorporado al mercado laboral nada más finalizar sus prácticas

Noticia Galicia
Fuente - Fundación Laboral de la Construcción

En plena crisis económica y sanitaria, también hay hueco para las buenas noticias. Seis de los once alumnos del Certificado de Profesionalidad de 'Operaciones Auxiliares de Revestimientos Continuos en Construcción’, impartido por la Fundación Laboral en sus instalaciones de Arteixo (A Coruña), se han incorporado al mercado laboral nada más terminar sus prácticas. Tras seis meses de formación, que se vieron interrumpidos por el confinamiento y las medidas adoptadas por las autoridades sanitarias, estos alumnos han podido emprender un nuevo camino en el sector.

Gran parte del éxito en los niveles de inserción obtenidos radica en la completa formación, eminentemente práctica, que la entidad paritaria ofrece a los alumnos. “A través de este curso se imparten los conocimientos básicos para que el alumno siga creciendo”, comenta Marcelo Aguirre, el docente del curso. De esta manera, los alumnos pudieron aprender diversas labores auxiliares de obra, empezando a trabajar con morteros y pastas, enfoscados y guarnecidos o pinturas y materiales de imprimación.

Sin embargo, también hay que destacar la incidencia de la labor del servicio de orientación laboral de la entidad paritaria en la alta inserción del curso, servicio que en esta ocasión fue gestionado por Miren Heppe. A lo largo de varias sesiones en los seis meses de formación, esta orientadora pudo trabajar con los alumnos sus destrezas para mejorar sus posibilidades de encontrar un trabajo: desde la elaboración de un buen CV, asesoramiento para su optimización o el darse de alta en el portal de empleo del sector, ConstruyendoEmpleo.

Henly fue uno de los alumnos que encontró trabajo a través de este curso. Para este joven venezolano de 31 años, estas sesiones de orientación fueron de mucha utilidad: “Las recomendaciones que vimos en el curso fueron en casa como una cadena. Hemos adaptado nuestros CV y cambiado la forma de presentar nuestra experiencia. Gracias a ello, incluso mi sobrina ha conseguido un trabajo”, comenta. Con esta oportunidad, Henly ha podido formalizar su situación en un sector en el que ya contaba con experiencia. Ahora su sitio está con el equipo que trabaja con placas de yeso en una empresa de A Coruña, aunque sus conocimientos le permiten poder hacer tareas variadas dentro de la compañía.

Punto de unión entre empresas y alumnos

Además de ayudar a los alumnos a mejorar su carta de presentación ante las empresas, el servicio de orientación es, a lo largo de la formación, el punto de unión entre las empresas del sector y los alumnos. De cara a las prácticas, no solo intenta buscar la empresa idónea para las preferencias de los alumnos, sino que también pretende que el alumno cumpla con el perfil que requiere cubrir la empresa. 

“Cuando los alumnos no saben dónde hacer las prácticas, les preguntamos si prefieren reformas, obra civil… Normalmente les da igual”, comenta Miren. Pero, ¿qué buscan las empresas? “Lo que más demandan son albañiles oficiales de 1ª, y tenemos dificultad para cubrir esas ofertas porque el sector está muy envejecido”, apunta Miren. 

El paso de la crisis también ha generado un cambio en el perfil del profesional que se busca. “Hace un par de años, las empresas me pedían gente joven para formarla. Ahora no hay obra nueva, sino reformas, y se busca gente que haga el trabajo a corto plazo; no interesa la gente a la que se tenga que enseñar”, señala Miren. Marcelo, por su parte, indica que “lo que quiere un empresario es una buena persona que tenga ganas de trabajar. Eso es lo que yo intento transmitir a mis alumnos, además de los conocimientos propios del curso”.

Además de la labor del profesorado y del servicio de orientación, también es fundamental el trabajo y la implicación del alumnado. “Eran personas trabajadoras, comprometidas. Yo les decía: ‘Vais a encontrar empleo sí o sí, estoy convencida’, y me alegro de que lo hayan encontrado. Es todo un mérito en las circunstancias en las que estamos”, apunta Miren.

La pandemia paralizó la formación durante meses 

Al igual que en prácticamente todas las actividades, la pandemia también afectó de lleno al desarrollo de esta formación. El confinamiento y cierre de los Centros de Formación de la FLC retrasó la finalización del curso, a falta de un par de semanas para terminar las clases y comenzar sus prácticas. “A la vuelta nos adaptamos al protocolo, y la gente respondió bien”, comenta Marcelo. “Intentamos respetar la distancia, y utilizamos pantallas y mascarillas en clase", añade.

“Las cosas se notaron un poco diferentes, pero nos pudimos adaptar. Retomamos las clases donde paramos en marzo”, comenta Ronieli, otro de los alumnos que ha entrado a formar parte del sector. A sus 35 años, este portugués, que había trabajado toda su vida como técnico de aire acondicionado, se ha hecho un hueco en una empresa gallega especializada en fachadas, y sus tareas giran en torno a la tabiquería y los alicatados. 

Más complicado fue la adaptación para el equipo de Orientación de la FLC, quien tuvo que reestructurar algunas de las prácticas asignadas a los alumnos, ante la falta de obras en algunas de las empresas. Sin embargo, a pesar de estos cambios de última hora, todos los alumnos pudieron desarrollar sus prácticas.

“Mis compañeros me respetan, me tratan como a una más del equipo”

La mayor parte de los seis que consiguieron un contrato de trabajo lo hicieron en las empresas donde hicieron las prácticas. Además de ser el caso de Henly y Ronieli, también lo fue para Audris Johanna, quien no esperaba encontrar trabajo tan rápido: “Pensaba que por ser mujer iba a ser difícil”, comenta.

Desde que acabó las prácticas, esta joven de 30 años tiene trabajo y se muestra “encantada” ante esta nueva oportunidad laboral: “En esta empresa estoy muy a gusto. Mis compañeros me respetan, me tratan como a una más del equipo, no me siento rechazada por ser mujer. Estoy encantada”, apunta Audris. Hace unos meses, esta joven apenas contaba con unas pocas nociones sobre el sector, y ahora se encarga de hacer la lechada en los azulejos en la empresa en la que trabaja.

Sin embargo, no siempre las prácticas aseguran un puesto laboral. Mortalla no pudo quedarse en la empresa en la que las hizo por falta de nuevas obras. Ahora, este senegalés sin experiencia previa en el sector se encuentra trabajando. “La Fundación Laboral me ayudó a encontrar este trabajo. Mandaron mi CV a la empresa, que buscaba trabajadores, y el jefe me llamó”, comenta Mortalla.

A sus 51 años, este soldador ha encontrado trabajo en una empresa de la zona. Sus ganas de mejorar le ayudan a adaptarse a su nuevo puesto mientras se hace con el idioma: “Estoy muy a gusto, y creo que mis compañeros también lo están conmigo. Me ayudan a aprender, me corrigen y me enseñan”, apunta. 

Ante la posibilidad de tener que buscar un nuevo trabajo en el sector, Ronieli tiene claro por dónde empezar: “Yo entraría en ConstruyendoEmpleo y miraría qué empresas están buscando trabajadores en mi área. Es una herramienta útil para encontrar trabajo en el sector”. Ese mismo consejo ofrece Miren, quien además anima a quien esté interesado en formar parte de la construcción a hacerse con la formación de Convenio: “Hay mucha gente de otros sectores interesada en el sector, pero sin formación, no se puede trabajar”, señala.

 

* Conoce e inscríbete en el portal de empleo de referencia en el sector, Construyendoempleo.com

Suscríbete gratis a nuestros boletines de noticias.

=

CLÁUSULA DE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN LABORAL DE LA CONSTRUCCIÓN.
  • Finalidad del tratamiento: mantener al usuario informado sobre la actualidad de la FUNDACIÓN LABORAL DE LA CONSTRUCCIÓN y del sector de la construcción.
  • Legitimación: consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: Sus datos no van a ser cedidos a terceros, salvo que exista una obligación legal. Sólo podrán ser tratados por colaboradores de la FUNDACIÓN LABORAL DE LA CONSTRUCCIÓN para la gestión de sus sitios web.
  • Derechos de los usuarios: ejercicio gratuito de derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de los datos tal y como se describe en la información adicional. Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en el siguiente enlace.

He leído y acepto la cláusula de protección de datos del Boletín

Para no volver a recibir el boletín puedes darte de baja AQUÍ