Información importante sobre cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. OK | Más información

900 11 21 21

L-J 9:00 - 19:00
V 9:00 - 15:00

La Fundación La Casa que Ahorra demanda más subvenciones y préstamos para rehabilitar viviendas

Si se rehabilitaran 1,5 millones de casas construidas entre los años 60 y 80, el Estado podría ahorrar 560 millones de euros anuales en costes sanitarios y laborales, según apunta dicha entidad

Noticia del sector

Con motivo del Día Mundial de la Eficiencia Energética, que se celebraba el pasado domingo, la Fundación La Casa Que Ahorra, hacía un llamamiento para mejorar la eficiencia energética de los edificios en España.

La organización presentó a finales de 2016 cuatro estudios sobre los efectos de la rehabilitación en los sectores económico, medioambiental y salud. Apoyándose en algunas de las conclusiones de dichos informes, la entidad ha querido repasar recientemente las asignaturas pendientes que se deben abordar en el ámbito residencial.

Según el informe ‘Impacto de la rehabilitación energética del sector residencial en la consecución de los objetivos ambientales para España’, en 2011 únicamente 1.300.000 viviendas, de las 17,5 millones existentes, se habían construido bajo los criterios del Código Técnico de la Edificación (CTE de 2006). “Existe un gran potencial de mejora del parque inmobiliario a través de la rehabilitación energética”, indica el documento. En concreto, el estudio fijó la necesaria rehabilitación de 12,7 millones viviendas hasta 2050. 

Otro de los estudios publicados por la entidad, ‘La rehabilitación energética planteada como inversión’, plantea que la rehabilitación es una inversión comparable a un plan de pensiones. También apuesta por ofrecer seguridad crediticia para los bancos en medidas impuestas por el Gobierno o en su caso usar mecanismos ya existentes.

Por su parte, el documento “Propuestas de medidas fiscales” sugiere implantar medidas que impacten en los impuestos para impulsar la eficiencia energética mediante discriminación positiva. Según la entidad, esto mejoraría la empleabilidad, la desaparición de economía sumergida o el descenso de la dependencia energética.

Efectos de la rehabilitación energética en la salud de las personas

Para finalizar, el informe 'Estimación del efecto de la rehabilitación energética en la salud de las personas' evalúa el impacto que tendría sobre la salud una mejora de las condiciones de vida de los edificios más antiguos. En este sentido, indica que si se rehabilitaran 1,5 millones de casas construidas entre los años 60 y 80, el Estado podría ahorrar 560 millones de euros anuales en costes sanitarios y laborales. El estudio sostiene que una mejora de la habitabilidad y el nivel de confort de estas casas podría evitar que unas 100.000 personas consideraran que tienen una salud mala o que unas 120.000 personas no estarían diagnosticadas de problemas cardiovasculares.

Otro de los cálculos de este análisis mantiene que, con subvenciones que representaran el 50% del coste de rehabilitación de esas casas, ese gasto público retornaría a las arcas estatales en unos 16 años. Una de las posibles fórmulas que la Fundación considera que favorecería la puesta en marcha de más proyectos de rehabilitación es la creación de préstamos para animar a empresas y particulares a remodelar sus edificios y viviendas.

Sin embargo, no conviene olvidar que el 55% de las viviendas en España fueron construidas antes de 1980 y el 36% lo fue entre los años 60 y 80 sin seguir norma alguna sobre eficiencia energética. La Fundación La Casa que Ahorra también advierte de que esos 1,5 millones de casas que necesitarían una rehabilitación integral urgente son los que gastan más del 10% de los ingresos del hogar en energía para climatizarlo, por lo que se consideran hogares que sufren pobreza energética.

Suscríbete gratis a nuestro boletín semanal de noticias.

=

He leído y acepto la cláusula de protección de datos del Boletín

Para no volver a recibir el boletín puedes darte de baja AQUÍ