Información importante sobre cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. OK | Más información

900 11 21 21

L-J 9:00 - 19:00
V 9:00 - 15:00

Fomento advierte de que la inversión en infraestructuras será austera hasta que se controle el déficit

De la Serna ha manifestado que la mayor parte de los recursos se destinarán a tratar de completar la red de alta velocidad

Noticia del sector

De la Serna ha adelantado recientemente que 2017 será un año de austeridad para la obra pública si se quiere conseguir que el déficit baje del 3%. "Fomento hará todo lo posible para seguir construyendo infraestructuras en 2017, un año que no será fácil por los ambiciosos objetivos del déficit. Pero su cumplimiento arrojará un escenario más favorable para la inversión en infraestructuras en 2018 y 2019", reconoció. 

Desde comienzos del pasado año, los grandes grupos del sector confesaron que no tenían grandes esperanzas en 2016. El gran reto era dejar atrás un ejercicio en el que la contratación pública había descendido más de lo previsto, prácticamente un 50% en relación con 2015, año en el que ya se habían dado registros bajos.

Las consecuencias de un año de Gobierno en funciones

Las grandes constructoras han mostrado su preocupación por el hecho de que las cifras de inversión en infraestructuras por habitante se sitúan en sus cotas mínimas desde mediados de los años 80. Fomento confirma que la tendencia va a seguir sin corregirse durante los próximos meses. El pasado año, los temores acerca de las consecuencias del largo periodo con Gobierno en funciones se hicieron notar en el sector, donde continuaron procesos de ajustes de plantilla en las empresas.

Si las previsiones del Gobierno se cumplen, 2017 terminará con un déficit ligeramente por encima del 3%. El Ejecutivo considera que con el déficit controlado y sin la presión de la Comisión Europea, el panorama cambiaría totalmente, lo que le llevaría a poner en marcha nuevas inversiones en infraestructuras.

El sector constructor trasladó en una serie de documentos al anterior Gobierno la necesidad de cambiar el modelo implantado hasta ahora para volcarse en infraestructuras de tinte más social, relacionadas con la sanidad, la educación o el medioambiente, en detrimento del transporte, que ha sido la principal apuesta del Ejecutivo en los últimos años. Sin embargo, De la Serna ha manifestado que la mayor parte de los recursos de Fomento, los pocos de que dispondrá al menos hasta 2018, se destinarán a tratar de completar la red de alta velocidad.

Suscríbete gratis a nuestro boletín semanal de noticias.

=

He leído y acepto la cláusula de protección de datos del Boletín

Para no volver a recibir el boletín puedes darte de baja AQUÍ